En Low Pressure Fitness queremos celebrar el mes del amor de una manera especial:

Sorteamos una Formación LPF (módulos 1+2+3) + CT (Certificación) entre todos los inscritos en ese paquete de formación desde el 10 al 29 de febrero | Consulta términos y condiciones

Post Image

Low Pressure Fitness, la revolución del entrenamiento para tu suelo pélvico

Recientemente, Low Pressure Fitness ha supuesto una revolución para el ámbito de la salud femenina al presentarse como una alternativa de ejercicio terapéutico para el suelo pélvico. Hasta el momento los ejercicios rehabilitadores por excelencia para mejorar la función del suelo pélvico han sido las contracciones musculares conocidas popularmente como ejercicios de Kegel (Arnold Kegel, 1948).

 

Diferentes revisiones sistemáticas  de estudios controlados realizados sobre la población general femenina concluyen que existe suficiente evidencia de la efectividad de los ejercicios de Kegel como un tratamiento eficaz para las disfunciones del suelo pélvico como la incontinencia urinaria. Los ejercicios de Kegel se realizan a través de distintos tipos de contracciones del músculo elevador del ano, principalmente para aumentar su fuerza muscular y la conciencia o habilidad para contraer dicha musculatura. Por lo tanto, prestan atención al sistema de soporte activo del suelo pélvico que es básicamente el componente muscular. Sin embargo, para conseguir un óptimo equilibrio y flexibilidad de las estructuras pélvicas, se debe prestar atención al otro sistema de soporte del suelo pélvico que es el pasivo, específicamente el tejido conjuntivo. El entrenamiento rehabilitador de ambos sistemas será un factor decisivo para mantener la adecuada funcionalidad del suelo pélvico.  Estudios científicos ya han puesto de manifiesto como la función del suelo pélvico no se relaciona únicamente con la contracción voluntaria.

 

 

Cabe recordar que el suelo pélvico forma parte de nuestro core o centro de estabilización. El core esta formado por el diafragma (por arriba), el suelo pélvico (debajo) el abdominal (de frente) y la lumbar (por detrás). Este conjunto muscular trabaja de forma sinérgica para estabilizar la columna y ayudar en el mecanismo respiratorio. Un desequilibrio muscular o exceso de tono en cualquier zona del core puede tener repercusiones directas en toda la estructura. En este sentido, el suelo pélvico se coordina de forma sinérgica con el movimiento respiratorio. La reeducación del patrón respiratorio ayudara a mejorar nuestra estabilidad central y al mismo tiempo mejorar la función del suelo pélvico.

 

Dos de las principales funciones del suelo pélvico son la postural y respiratoria. Por ello, se ha sugerido que ejercicios focalizados en la reeducación postural y respiratoria como los de Low Pressure Fitness pueden ser una herramienta a contemplar en la mejora de ambos sistemas: el pasivo y el activo.

 

Low Pressure Fitness es un programa postural y respiratorio cuyos principales objetivos son reeducar el patrón y la función respiratoria al tiempo que se reequilibran las tensiones posturales. Consiste en una extensa serie de técnicas respiratorias y técnicas de reeducación postural. El programa de entrenamiento Low Pressure Fitness puede ser incorporado de forma simple en una gran variedad de abordajes terapéuticos como el de la patología especifica del suelo pélvico. La sencillez y meticulosa progresión en la enseñanza de los ejercicios es de los aspectos mas valorados por las pacientes y que crea mas adherencia en las sesiones.

 

Sabías que alrededor del 30% de las mujeres con algún tipo de disfunción pélvica son incapaces de contraer su suelo pélvico e incluso de identificarlo a nivel propioceptivo. ¿Cómo vas a contraer una zona muscular que socialmente es considerada un tabú y la cual no se ha ejercitado desde edades tempranas?

 

Una de las tareas principales de la rehabilitación del suelo pélvico es incrementar la conciencia muscular y enseñar cómo relajar y contraer aisladamente la musculatura del suelo pélvico. Se ha señalado en la literatura científica que la técnica hipopresiva utilizada en Low Pressure Fitness puede ayudar en la propiocepción local del suelo pélvico. En este sentido, el siguiente video nos ilustra como la técnica hipopresiva puede ayudar a incrementar  la calidad de la contracción muscular del suelo pélvico.

 

 

Aquí, se observa como puede ser utilizado para mejorar el sistema de soporte activo. La combinación de ambos ejercicios es una revolucionaria forma de mejorar la propiocepción y fuerza muscular del suelo pélvico durante una maniobra de tracción del componente mio-conjuntivo.

 

El ejercicio hipopresivo implica una técnica respiratoria en la cual se eleva la caja torácica sin aire en los pulmones para permitir el ascenso del diafragma y la consecuente succión del tejido abdomino-pélvico. Esta maniobra causa un descenso de la presión pélvica y permite elongar el tejido conectivo del suelo pélvico. Este estiramiento miofascial a su vez conlleva una aumento de la elasticidad, movilidad y vascularización local. Todo ello, conforman otro de los objetivos principales en la terapia de las disfunciones del suelo pélvico. Algunos estudios clínicos han obtenido buenos resultados en la mejora de los síntomas de incontinencia urinaria aplicando la técnica hipopresiva.

 

En conclusión, mantener un equilibrio entre los componentes fasciales y musculares del suelo pélvico conforma un abordaje mas integral del tratamiento del suelo pélvico. Próximamente, Low Pressure Fitness lanzará su curso de especialización para profesionales de la salud y del ejercicio físico: Pelvic Floor Fitness. Para certificarte en la metodología de entrenamiento LPF consulta nuestros cursos de formación en este link.

 

Autora:
Dra. Tamara Rial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *